POLÍTICOS Y HARVARD

Hace algunos días un político declaró a la prensa que Harvard puede dar buenos políticos pero no votos. Patético. Difícilmente puede encontrarse a mano una fotografía más fiel de la descomposición intelectual y moral que viven muchos políticos chilenos, tal vez la mayoría. Se reconoce que Harvard enseña pero que no sirve para conquistar votos. ¿Para qué se quieren los votos? Para controlar el poder, ¿verdad?; es decir, lo que importa es apoderarse del aparato público para una patota y no para servir a la república. Muy lamentable que Ñuble tenga políticos a ras de suelo cuando la nueva región exige vuelo y ojos de águilas.

Es cierto que para la política el saber académico no basta, que se requieren otras cualidades adicionales; la experiencia demuestra también que la ignorancia no deja huellas  en el Parlamento, Ministerios, La Moneda. Sencillamente patético.

Alejandro Witker

Publicado en diario Crónica Chillán, Chillán, 31-V-2018.

Si te gusto, comparte en: