GOBERNAR ES EDUCAR

Valentín Letelier. Imagen del Archivo Fotográfico del Museo Histórico Nacional.

El distinguido historiador maulino Jaime González Colville acaba de recordarnos en un diario metropolitano que esta frase, atribuida al Presidente Pedro Aguirre Cerda, pertenece en realidad a Valentín Letelier (1888). Oportuna advertencia cuando se anuncia un merecido homenaje a ese mandatario y se recuerda la frase que se le atribuye. Un buen marco para poner en duda si se está realmente educando cuando se habla de la gratuidad de la enseñanza. En estricto rigor, nada es gratis, alguien paga y en el punto referido pagamos todos los chilenos.

Es lamentable que se les diga a los jóvenes que la educación es gratis y no se haga con ellos la lección elemental: enseñarles la responsabilidad que tienen de educarse con recursos aportados por todos los chilenos. De hecho se hace demagogia con la gratuidad que no es tal y se desaprovecha la oportunidad de situar a los jóvenes frente a una responsabilidad con la sociedad. Curiosa gratuidad para alcanzar un título profesional con el cual se estará habilitado para lucrar; sin embargo, el lucro a sido condenado como inaceptable en la educación. En estricto rigor, con recursos públicos se habilita para el negocio privado. De ahí que establecer el deber de devolver lo invertido por la sociedad, no solo sería justo sino también ético. Si así se enseñara seríamos fieles a la sabia sentencia que gobernar es educar.

Alejandro Witker

Publicado en diario Crónica Chillán, 23 VII 2018.

Si te gusto, comparte en: