MALAS NOTICIAS

Viene llegando la noticia, acaba de morir en Madrid un chillanejo de primera, Jorge Tapia Valdés (1935-2020), abogado, ministro de Estado, embajador, intendente, académico en Chile y en Venezuela, inteligente, culto y de la mejor madera de los bosques chilenos.

Fuimos compañeros de curso en el Liceo de Hombres de Chillán, compartimos esa increíble hazaña estudiantil que fue el Liceo Nocturno Bernardo O’Higgins creado por estudiantes del liceo y del cual Jorge fue rector.

Era un chillanejo de corazón abierto, su padre, Antonio Tapia, se pasó la vida en La Discusión y fue muy cercano a don Alfonso Lagos a quien Jorge admiraba y recordaba, “me enseñó a querer y a sentir orgullo de ser chillanejo”.

Por eso dejó textos conmovedores cuando conoció “La Silla del Sol” y la revista “Quinchamalí”. Cuando recibió el número sobre la inauguración del Teatro Municipal me envió mensaje salido del alma, llamó y dijo: “lloré de emoción… espero no morirme antes de conocerlo…”. Su salud impidió verlo y sentirlo, pero se fue seguro que con esta obra terminaba el terremoto del 39.

Hace tiempo que me voy quedando más solo; los amigos antiguos se han ido casi todos.  Sólo cabe agradecer el privilegio de haber compartido la vida con gente de primera. Ya te alcanzo, querido Jorge.

Alejandro Witker, Historiador

Publicado en diario La Discusión, Chillán, el 2 – VII – 2020

Si te gusto, comparte en: